BTX IV

Devolución del arca 

1 El arca de YHVH había permanecido siete meses en el campo de los filisteos, 2 cuando los filisteos convocaron a los sacerdotes y adivinos para preguntarles: ¿Qué haremos con el arca de YHVH? Hacednos saber de qué manera la hemos de enviar a su lugar. 3 Y respondieron: Si enviáis el arca del Elohim de Israel, no se la enviéis vacía, sino que la haréis volver a Él con una ofrenda por la culpa, y entonces seréis sanados, y se os hará saber por qué su mano no se apartó de vosotros.

4 Y ellos preguntaron: ¿Cuál será la ofrenda por la culpa que le habremos de devolver? Y respondieron: Cinco tumores de oro y cinco ratones de oro, conforme al número de los gobernantes de los filisteos, por cuanto una misma plaga estuvo sobre todos vosotros y sobre vuestros gobernantes. 5 Por tanto, os haréis figuras de vuestros tumores, y figuras de los ratones que infectan vuestra tierra, y daréis gloria al Elohim de Israel, que quizá aliviará su mano de sobre vosotros, y de sobre vuestros dioses, y de sobre vuestra tierra. 6 ¿Por qué, pues, queréis endurecer vuestros corazones, como endurecieron su corazón los egipcios y Faraón? ¿Acaso cuando Él realizó maravillas ante ellos, no dejaron ir al pueblo de manera que este partió? 7 Ahora pues, tomad y preparad un carro nuevo, y tomad dos vacas que estén criando, sobre las cuales no se haya puesto ningún yugo; uncid las vacas al carro y dejad a sus becerros lejos de ellas, en el establo. 8 Después tomaréis el arca de YHVH y la pondréis en el carro, y los objetos de oro que le devolvéis como ofrenda por la culpa los pondréis en un cofre al lado de ella, y la dejaréis que se vaya. 9 Y observaréis: Si sube por el camino de su territorio hacia Bet-Semes, Él nos ha hecho este gran mal, pero si no, entonces sabremos que no es su mano la que nos ha herido, sino que nos ocurrió por accidente. 

10 Y aquellos hombres lo hicieron así: Tomaron dos vacas que estaban criando, las uncieron al carro y encerraron sus becerros en el establo. 11 Luego colocaron el arca de YHVH en el carro, junto con el cofre con los ratones de oro y con las figuras de sus tumores. 12 Y las vacas entonces, tomando la vía recta por el camino de Bet-Semes, seguían una misma senda andando y mugiendo, sin apartarse ni a derecha ni a izquierda; y los príncipes de los filisteos fueron tras ellas hasta el límite de Bet-Semes. 13 Y los de Bet-Semes estaban segando el trigo en el valle, y alzaron sus ojos y vieron el arca de YHVH y se regocijaron y salieron a su encuentro.

14 Y el carro llegó al campo de Josué betsemita, y se detuvo allí, donde había una gran piedra. Ellos entonces partieron la madera del carro, y ofrecieron las vacas en holocausto a YHVH. 15 Porque los levitas habían bajado el arca de YHVH y el cofre que estaba a su lado, que tenía dentro los objetos de oro, y los habían colocado sobre aquella gran piedra. Luego, los hombres de Bet-Semes hicieron subir holocaustos y sacrificaron víctimas a YHVH en aquel día. 16 Y cuando los cinco príncipes de los filisteos vieron esto, regresaron a Ecrón aquel mismo día. 

17 Y los tumores de oro que los filisteos pagaron a YHVH como ofrenda por la culpa, son estos: uno por Asdod, uno por Gaza, uno por Ascalón, uno por Gat y uno por Ecrón. 18 Y los ratones de oro eran conforme al número de todas las ciudades de los filisteos pertenecientes a los cinco gobernantes, tanto de ciudades fortificadas como de aldeas sin muro. La gran piedra sobre la cual colocaron el arca de YHVH, permanece hasta este día en el campo de Josué betsemita. 19 Pero los hijos de Jeconías no se agradaron de los hombres de Bet-Semes porque habían mirado en el arca de YHVH. E hizo morir de entre ellos a setenta varones, y a cincuenta miríadas de varones. Y el pueblo se enlutó porque YHVH lo había herido con una mortandad tan grande. 20 Entonces los hombres de Bet-Semes dijeron: ¿Quién podrá permanecer de pie delante de YHVH, este Ha-Elohim tan santo? ¿Y hacia quién subirá desde nosotros? 21 Y enviaron mensajeros a los habitantes de Quiriat-Jearim, diciendo: ¡Los filisteos devolvieron el arca de YHVH! Bajad, y hacedla subir a vosotros.

 


6.13 Se sigue LXX. 6.18 permanece... Es decir, permanece como testigo. 6.19 hizo morir... Heb. nakah = herir, golpear, matar, castigar; setenta... cincuenta miríadas... Esto es, cincuenta mil setenta. Se sigue LXX. Sir. y VUL omiten cincuenta mil. 6.20 subirá... Esto es, el arca.

 Abreviaturas