BTX IV

Reinado de Abías 

1 En el año decimoctavo del rey Jeroboam comenzó a reinar Abías sobre Judá. 2 Reinó tres años en Jerusalén. El nombre de su madre era Maaka, hija de Uriel, de Gabaa. Y hubo guerra entre Abías y Jeroboam. 3 Abías comenzó la batalla con un ejército de cuatrocientos mil hombres escogidos, valientes guerreros, mientras que Jeroboam dispuso batalla contra él con ochocientos mil hombres escogidos, fuertes y valerosos. 4 Y se levantó Abías en el monte Zemaraim, que está en la región montañosa de Efraín, y dijo: Escuchadme, Jeroboam y todo Israel: 5 ¿No sabéis que YHVH, el Elohim de Israel, dio a David el reino sobre Israel para siempre, a él y a sus hijos por pacto de sal? 6 Sin embargo Jeroboam ben Nabat, siervo de Salomón ben David, se levantó y se rebeló contra su señor. 7 Y se juntaron con él hombres vanos, hijos de Belial, y se impusieron sobre Roboam ben Salomón cuando Roboam era joven y apocado, y no podía hacerles frente. 

8 Y ahora queréis oponeros al reino de YHVH, que está en manos de los hijos de David, porque sois una gran multitud, y están con vosotros los becerros de oro que Jeroboam os hizo por dioses. 9 ¿No habéis expulsado acaso a los sacerdotes de YHVH, los hijos de Aarón y los levitas, poniendo en su lugar sacerdotes como los pueblos de los gentiles, de tal manera que cualquiera que viene a sacrificar un novillo y siete carneros llega a ser sacerdote de los que no son dioses?

10 En cuanto a nosotros, YHVH es nuestro Elohim, y no lo hemos abandonado, y nuestros sacerdotes que ofician a YHVH son hijos de Aarón, y los levitas están en la obra: 11 Ellos queman holocaustos a YHVH cada mañana y cada tarde, así como incienso de especias, y ponen la hilera de pan sobre la mesa pura, y encienden cada atardecer el candelabro de oro con sus lámparas, porque nosotros guardamos el mandato de YHVH nuestro Elohim, pero vosotros lo habéis abandonado. 12 Pero he aquí, Ha-Elohim está con nosotros a la cabeza, y sus sacerdotes con las trompetas hacen resonar la alarma contra vosotros. ¡Oh hijos de Israel, no luchéis contra YHVH, el Elohim de vuestros padres, porque no prosperaréis!

13 Pero Jeroboam dispuso una emboscada para llegar a ellos por detrás. Así que ellos estaban frente a Judá, mientras que la tropa emboscada estaba por detrás de ellos. 14 Y cuando Judá se volvió, he aquí eran atacados por el frente y por la retaguardia. Entonces clamaron a YHVH, y los sacerdotes tocaron las trompetas, 15 y los hombres de Judá lanzaron el grito de guerra; y sucedió que cuando los hombres de Judá lanzaron el grito de guerra, Ha-Elohim golpeó a Jeroboam y a todo Israel delante de Abías y de Judá. 

16 Y los hijos de Israel huyeron delante de Judá, y Elohim los entregó en su mano. 17 Y Abías y su pueblo hicieron una gran matanza entre ellos, y cayeron en combate quinientos mil hombres escogidos de Israel. 18 Así fueron humillados los hijos de Israel en aquel tiempo, mientras que los hijos de Judá prevalecieron porque se habían apoyado en YHVH, el Elohim de sus padres. 19 Y Abías persiguió a Jeroboam y le conquistó algunas ciudades, tales como Bet-El con sus aldeas, Jesana con sus aldeas, y Efraín con sus aldeas. 20 Jeroboam no volvió a recuperar su poder en los días de Abías, y YHVH lo hirió, de modo que murió. 21 Y Abías se hizo fuerte, y tomó para sí catorce mujeres, y engendró veintidós hijos y dieciséis hijas. 

22 El resto de los hechos de Abías, sus caminos y sus dichos, están escritos en el relato del profeta Iddo. 

 


13.2 Maaka... TM: Micaías. 13.5 pacto de sal... La sal, como símbolo de fidelidad, alude a un compromiso irrevocable y perpetuo → Lv.2.13; Nm. 18.19; Mt. 5.13; Mr. 9.50. 13.7 vanos... Lit. vacíos. Aplicado a personas, este adjetivo define a hombres inútiles, perversos o despreciables. 13.13 que ellos... Es decir, los israelitas; de ellos... Es decir, los judíos. 13.14 eran atacados... Lit. que tenían la batalla. 13.17 quinientos mil... Se refiere a muertos y heridos.

 Abreviaturas