BTX IV

Absurdos de la vida

1 Hay otro mal que he visto debajo del sol, y que es gravoso para los hombres: 2 El del hombre a quien Ha-Elohim le ha dado riquezas, tesoros y honores, de modo que nada le falta de todo lo que su alma pueda desear, pero a quien Ha-Elohim no le permite disfrutarlo, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad y un mal doloroso.

3 Aunque un hombre engendre cien y viva muchos años, y sean numerosos los días de su vida, si su alma no se sació de felicidad, digo: mejor que él es un aborto, 4 que llega en un soplo y se marcha a oscuras, y la oscuridad encubre su nombre. 5 No vio el sol, ni se entera de nada, ni recibe sepultura, pero descansa mejor que el otro, 6 porque aunque hubiera vivido mil años dos veces, si no disfrutó de felicidad, ¿no van todos a un mismo lugar?

7 Todo el trabajo del hombre es para su boca, y aun así, su alma no se sacia.

8 ¿Qué provecho tiene el sabio más que el necio? ¿Qué ventaja tiene el pobre que supo comportarse entre los vivientes? 9 Más vale lo que ven los ojos que el divagar del alma. También esto es vanidad y correr tras el viento.

10 Al que existe ya se le había dado nombre, y se sabe que es solo un hombre, y que no puede contender con quien es más fuerte que él.

11 Cuantas más palabras, más vanidad. ¿Qué provecho saca el hombre? 12 Porque ¿quién sabe lo que es bueno para el hombre en la vida, todos los días de su vana vida? Los pasará como una sombra, pues ¿quién anunciará al hombre lo que sucederá después de él debajo del sol?

 


6.3 cien... Es decir, cien hijos; felicidad... Algunas versiones añaden la frase ni recibe sepultura que debe ir en el v. 5. 6.9 divagar del alma... Es decir, de los deseos. 6.11 ¿qué provecho?... Es decir, de tanto hablar. 

 Abreviaturas