BTX IV

Consejos

Echa tu pan sobre las aguas,

Porque después de muchos días lo hallarás.

Reparte porción a siete, y aun a ocho,

Porque no sabes el mal que vendrá sobre la tierra.

Si las nubes están llenas de lluvia,

Se vaciarán sobre la tierra,

Y si un árbol cae hacia el sur o hacia el norte,

En el lugar donde caiga quedará.

El que considera el viento, no sembrará,

Y el que mira las nubes, no segará.

Así como no sabes cuál es la senda del espíritu,

Ni cómo crecen los huesos en el vientre de la que está encinta,

Así ignoras la obra de DIOS,

El cual hace todas las cosas.

Por la mañana siembra tu semilla,

Y a la tarde no dejes reposar tu mano,

Porque no sabes qué es lo mejor, si esto o aquello,

O si ambas cosas serán igualmente buenas.

Dulce, ciertamente, es la luz,

Y grato a los ojos contemplar el sol,

Pero aunque el hombre viva muchos años,

Y en todos ellos tenga gozo,

Considere empero que muchos más serán los días de oscuridad.

¡Todo cuanto viene es vanidad!

Alégrate, oh joven, por tu juventud,

Y tome placer tu corazón en los días de tu mocedad.

Anda en los caminos de tu corazón,

Y tras la vista de tus ojos,

Pero ten en cuenta que por todas estas cosas,

Te juzgará Ha-Elohim.

10 Aparta, entonces, la frustración de tu corazón

Y aleja el mal de tu carne,

Porque la mocedad y la juventud son vanidad.

 


11.1 tu pan... Esto es, tu semilla de trigo. 11.5 no sabes... →3.21; §27

 Abreviaturas