BTX IV

Jn. 3.19. la acusación... Esto es, el motivo del juicio. La acusación que será presentada en el juicio final, es que Él, la Luz, vino al mundo, pero los hombres amaron más la tiniebla que la Luz, porque sus obras eran malas (§55). En este orden de ideas, también la palabra krima = juicio, debe diferenciarse de katákrima = condenación (Ro. 8.1), y ambos términos limitar su valor al contexto. Si la acción se desarrolla durante el estado temporal en que transcurre el juicio, o si es al final del mismo. Solo entonces, en el momento de dictar el veredicto, será posible presumir una actitud de mayor o menor severidad por parte del Juez, según los alegatos oídos (Ro. 2.15-16; 3.4) conforme al grado de conciencia de quien está siendo juzgado (Lc. 12. 47-48; Jn. 9.41; Ro. 2.1-16). Esto arroja luz en Jac. 2.13; Jn. 3.17-19.