BTX IV

Gn. 1.16 constriñó... Gn. 2.2a había hecho... Gn. 2.3 rehacer... Ex. 20.11 hizo... El vocablo hebreo asah tiene varios significados. Algunos de ellos son: lograr, efectuar, producir, hacer, llevar a cabo, rehacer. Pero también significa presionar, exprimir, constreñir (este último, utilizado en la traducción de Gn. 1.16).

El verbo asah debe diferenciarse del utilizado en Gn. 1.1, barah = crear (§1). Aunque ambos transmiten la idea de hacer algo, barah se refiere a crear de la nada, mientras que asah conlleva el sentido de arreglar, reordenar, reformar los componentes apropiadamente para su uso. Hablamos de hacer la cama, de hacer la comida. Estos ejemplos de hacer clarifican el término hebreo tal como se emplean en las traducciones de Gn. 2.2-3 y Ex. 20.11. 

Estudios avanzados de astronomía han demostrado que estamos hechos de la misma materia (átomos) de las plantas y de los animales, y que en el cielo (planetas, estrellas, sol, luna, cometas, etc.) no se han encontrado átomos que difieran de los existentes en la tierra. Esto viene a confirmar que la materia fue organizada y nuevamente puesta en orden en el cosmos (Gn. 1.3-2.4; He. 11.3) luego de que ocurriera el caos (Gn. 1.2). Una posible traducción en la intención de la difícil construcción shavat mi-kol me-laj-to ashér baráh Elohim la-asót (lit. reposó de toda su labor que había creado Elohim para hacer) debe entenderse a la luz de Heb. 1.2 y 11.3 como reposó Elohim de toda su labor de rehacer lo que había creado.