BTX IV

En las labores de Crítica Textual, el postulado lectio brevior brevis potior (la lectura más corta debe ser preferida) propone que, a menos que existan pruebas claras de eliminación de un segmento textual (bien por el fenómeno de homoeoteleuton u homoeoarcton), o alguna otra forma de haplografía, el texto más corto es probablemente el mejor. Los copistas se inclinaban a expandir el texto en varias maneras: Frecuentemente, proveyendo enlaces de todo tipo y, con pasmosa liberalidad, introducían sujetos u objetos, explicitaban porciones donde originalmente el hecho solo, de por sí, está implícito. Añadían glosas y comentarios en un deseo por explicar lo que ellos estimaban como ideas difíciles, y al confrontar lecturas alternas, tendían a incluir ambas en una sola lectura (llamado conflación). Pero, por cuanto existe la posibilidad de que, ocasionalmente, algunos escribas hubieran podido abreviar el texto deliberadamente, es un postulado firme de la Crítica Textual que la aceptación de una lectura más corta (por sospecha de abreviación del texto original) debe ser escogida como último recurso (§210).

Los capítulos 17 y 18 de 1 Samuel constituyen un vivo ejemplo de lo que venimos hablando. El segmento, que contiene principalmente la historia de David y Goliat (1S. 16-18), exhibe dos estratos literarios diferentes. La forma original, que obviamente está preservada en LXX, es mucho más corta que la que registra TM. De hecho, 39 de los 88 versículos de la historia (¡44%!) no están registrados allí, incluida las secciones: 17.12-31, 41, 48b, 50, 55-58; 18.1-6a, 10-11, 12b, 17-19, 21b, 29b -30. Ahora bien, por cuanto no existe evidencia externa de otro texto hebreo capaz de respaldar la presunción de un tipo de texto más corto, la naturaleza de LXX solo puede ser explicada en base a un análisis de su carácter de traducción. En este sentido, el mejor aprecio crítico es que la unidad histórica de LXX refleja un método de traducción literal y, consecuentemente, no puede atribuirse al traductor la intención de resumir su fuente en un pasaje tan extenso. Pero esta explicación alternativa es difícil de sostener frente al criticismo, por cuanto aun esta versión más corta (LXX) también presenta ciertos problemas de texto. 

Tomando en cuenta la fidelidad del traductor, se ha sugerido la posibilidad de un tipo de texto hebreo más corto, (conocido y trasvasado fielmente por el traductor), creado inicialmente como resumen de un texto hebreo ulterior más largo, tal como lo refleja TM. Sin embargo, esto es también difícil de sostener, por cuanto la versión corta registrada en LXX se evidencia como una unidad literaria con autoridad propia. De hecho, al no duplicar los recuentos, la versión corta se desenvuelve de un modo más natural. La versión corta, está registrada tanto en LXX como en TM. 

En la versión larga del TM, los versículos que le faltan a LXX, constituyen una versión paralela separada, y tienen toda la apariencia de haber sido añadidos a la historia. Ambas narrativas de David y Goliat contienen varios elementos paralelos que no están unidos por las llamadas referencias cruzadas. Por ejemplo, David es presentado dos veces a Saúl (17.17-23; 17.55-58), en dos ocasiones es nombrado oficial de su ejército (18.5, 13), y en dos oportunidades Saúl ofrece a David una de sus hijas en casamiento: Merab (18.17-19); y Mical (18.20-27). Cabe destacar que las narrativas no son enteramente paralelas, y finalmente... ¡la versión corta resulta más completa que la larga!

 Abreviaturas