BTX IV

Gn. 3.13 me hizo errar... 2Co. 11.3 engañó por completo... La raíz primitiva hebrea del vocablo nasha significa desviarse, errar del camino. También conducir al error, causar engaño. Está emparentado con el verbo olvidar

Pablo refiere este suceso en 2 Corintios para ilustrar cuán astuto es Satanás extraviando nuestros sentidos para que soportemos la proclamación de otro evangelio que no fue el que aceptamos en un principio, y lo compara con el ofidio y el completo embelecado a Havah haciendo que errara y olvidara: ¡olvidar...! ¡cuán importante palabra! La Palabra de Dios tiene 366 registros de no olvidar/recordar. Uno de ellos está en el Salmo 38: Salmo de David, para hacer recordar, pues olvidando los mandamientos del Señor llevamos el daño. Algunas versiones en 2 Corintios 11.3 traducen: la serpiente con su astucia sedujo por completo a Havah. La misma traducción lamentable me sedujiste la emplean en el pasaje de Jeremías 20.7. Tampoco es exacta la traducción me persuadiste. El varón Jeremías fue cautivado por el Admirable.