BTX IV

Gn. 21.9 jugando con su hijo Isaac... Gn. 26.8 jugando... Ex. 32.6 jugar... Ga. 4.29 acosaba... 1Co. 10.7 jugar... La alegría de la fiesta es interrumpida por Sara cuando observa el juego de Ismael. La referencia del narrador hacia Ismael como el hijo de Agar no es mucho mejor que el hijo de esa esclava usada por Sara (Gn. 21.10). Ninguno llamará a Ismael por su nombre. Pero al menos el narrador utiliza el nombre de la madre. Sara solo puede referirse a ella por la posición subordinada que ostenta.

Durante mucho tiempo ha sido una interrogante lo que Ismael estaba haciendo en realidad. Era lo suficientemente grave como para enfurecer a Sara, como lo revelan sus palabras en el verso siguiente. Como ya se ha señalado en la nota a pie de página, LXX y también la Vulgata registran con su hijo Isaac después de jugar

Muchas traducciones modernas aceptan esta lectura como la original. La pregunta que surge es si Ismael estaba jugando inocentemente con Isaac, o si abusaba de él. Si la respuesta es la primera, entonces la ira de Sara es promovida solo por la impropiedad de que su hijo se asociara a una clase social más baja. 

En el Nuevo Pacto, Pablo opta por la segunda, al utilizar la palabra griega edíoken para señalar que Ismael acosaba a Isaac (Ga. 4.29).

En el contexto del pasaje en cuestión, Abraham se siente ofendido por las palabras de Sara, pero Dios le recomienda que escuche la voz de su esposa en todo lo que le dice (Gn. 21.12) porque de Isaac saldría descendencia de la que vendría el Mesías.

Es de notar que el verbo sahaq también es utilizado en Gn. 26.8 para referirse al juego entre Isaac y su esposa Rebeca. Podemos asegurar que este juego no era un mero juego inocente entre dos hermanos, puesto que Abimelec descubre que eran marido y mujer. También en Ex. 32.6 y 1Co. 10.7 se hace referencia a este tipo de juego.

 Abreviaturas