BTX IV

Hab. 1.12 Tú no mueres... Los Soferim consideraron que la sola mención (aunque indirecta) de que Dios pudiera morir, era en extremo ofensiva, y así el texto hebreo fue modificado para que se leyera no moriremos en lugar de Tú no mueres.