BTX IV

Gn.1.3-2.4 Entonces... Esta porción no refiere la creación de los universos (Gn. 1.1 = He. 1.2), sino cómo estos fueron puestos nuevamente en orden (He. 11.3 nota) después de la catástrofe (Gn. 1.2). El Texto Sagrado es claro: mediante el dicho de Dios hubo luz (1.3), expansión (1.6), reunión de aguas (1.9), maldiciones (1.14), peces y aves (1.20-22) y animales (1.24-25). Finalmente, Dios creó al Hombre (1.26-27), reposando en toda su obra de reparación de lo que había creado (Gn. 2.3) →§149. Con excepción del Hombre, las distintas acciones deben atribuirse al dicho, no al acto creador de los Cielos y la Tierra (Gn. 1.1) y del Hombre (Gn. 1.26-27). Gn. 1.6 esté separando... La fórmula aprobatoria: ... y vio Elohim que estaba bien ocurre siete veces durante los seis días, excepto el segundo (vv. 4, 10, 13, 18, 21, 25, 31). El participio esté separando (presente continuo) indica una acción continua, hasta que Cristo vuelva a unir lo celestial a lo terrenal (Ef. 1.10).