BTX IV

La rebelión de Coré

1 Coré ben Itsar, hijo de Coat, hijo de Leví, captó a Datán y a Abirán, hijos de Eliab, y a On ben Pelet, de los hijos de Rubén, 2 y se rebelaron contra Moisés con doscientos cincuenta hombres de los hijos de Israel, jefes de la comunidad, miembros del consejo, varones de renombre. 3 Se rebelaron contra Moisés y Aarón y dijeron: ¡Ya basta de vosotros! Porque todos los de esta asamblea son santos, y YHVH también está en medio de ellos. ¿Por qué, pues, os enaltecéis sobre la congregación de YHVH?

4 Y lo oyó Moisés, y cayó sobre su rostro, 5 y habló a Coré y a todo su séquito, diciendo: Mañana YHVH hará saber quién le pertenece: Al consagrado lo hará acercarse, al escogido lo aproximará a Él. 6 Haced esto: Tomaos los incensarios, Coré y todo tu séquito, 7 y mañana, poned en ellos fuego y echad incienso en presencia de YHVH. Y sucederá que el hombre a quien YHVH escoja, ese será el santo. ¿Os es suficiente, hijos de Leví?

8 Moisés dijo además a Coré: Oíd ahora, hijos de Leví: 9 ¿Es poco para vosotros que el Elohim de Israel os haya separado de la asamblea de Israel para aproximaros a Él para servir en la obra del tabernáculo de YHVH, y manteneros al frente de la asamblea para oficiarles? 10 A ti te hizo acercar, y contigo a todos tus hermanos, los hijos de Leví, y ahora pretendéis el sacerdocio. 11 Tú, pues, y todo tu séquito: Contra YHVH os habéis reunido, porque, ¿quién es Aarón para que murmuréis contra él?

12 Y envió Moisés a llamar a Datán y Abirán, hijos de Eliab, pero ellos dijeron: No subiremos. 13 ¿Es poco que nos hayas hecho subir de una tierra que fluye leche y miel para hacernos morir en el desierto, y que quieras dominar totalmente sobre nosotros? 14 Tampoco nos has introducido a la tierra que fluye leche y miel, ni nos has dado en heredad campos y vides, ¿pretendes arrancar los ojos de esta gente? ¡No iremos!

15 Y se enardeció Moisés en gran manera, y dijo a YHVH: No aceptes su ofrenda. Yo no he tomado de ellos ni un asno y a ninguno de ellos hice mal. 16 Y dijo Moisés a Coré: Santifica tu séquito, y alistaos para mañana ante YHVH, tú, ellos, y Aarón. 17 Y tome cada uno su incensario y ponga incienso en él, y acercaos ante YHVH, cada uno con su incensario. Doscientos cincuenta incensarios, tú y Aarón, cada uno con su incensario. 18 Y cada uno tomó su incensario, y pusieron en ellos fuego y echaron incienso, y se mantuvieron a la entrada de la tienda de reunión con Moisés y Aarón.

19 Y Coré había hecho reunir contra ellos a toda la asamblea a la entrada de la tienda de reunión. Y la gloria de YHVH fue vista por toda la asamblea. 20 Y habló YHVH a Moisés y a Aarón, diciendo: 21 ¡Apartaos de esta asamblea y los consumiré en un instante! 22 Pero ellos cayeron sobre sus rostros, y dijeron: ¡DIOS, Elohim del espíritu de toda carne! ¿No es un solo hombre el que pecó? ¿Por qué te enojarás contra toda la congregación? 

23 Y habló YHVH a Moisés, diciendo:

24 Habla a la asamblea, diciendo: Subid alrededor de la tienda de Coré. 25 Y se levantó Moisés y fue a Datán y Abirán, y los ancianos de Israel fueron tras él.

26 Y habló a la asamblea, diciendo: ¡Apartaos de las tiendas de estos hombres malvados y no toquéis nada suyo, para que no seáis barridos con todos sus pecados! 27 Y se apartaron de los alrededores de las tiendas de Coré. Y Datán y Abirán salieron erguidos a la entrada de sus tiendas, con sus mujeres, sus hijos y sus pequeños.

28 Y dijo Moisés: En esto conoceréis que YHVH me envió para hacer todas estas obras, y que no son de mi corazón: 29 Si estos llegan a morir como muere cualquier hombre, y si son sentenciados como se sentencia a cualquier hombre, entonces YHVH no me ha enviado. 30 Pero si YHVH crea algo extraño, y la tierra abre su boca y se los traga con todas sus cosas, y descienden vivos al Seol, entonces conoceréis que estos hombres despreciaron a YHVH.

31 Y al terminar de hablar todas estas palabras, el suelo que estaba debajo de ellos fue partido, 32 y la boca de la tierra fue abierta y se los tragó a ellos y a sus familias y a todo hombre que estaba de parte de Coré, con sus pertenencias.

33 Y ellos descendieron vivos al Seol con todo lo que poseían y los cubrió la tierra y desaparecieron de en medio de la congregación. 34 Y todos los israelitas que estaban alrededor de ellos huyeron ante sus gritos, pues decían: ¡No sea que la tierra nos trague a nosotros! 35 Y salió un fuego de parte de YHVH que consumió a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían el incienso.

36 Y habló YHVH a Moisés 37 y a Eleazar, hijo del sacerdote Aarón: Quitad los incensarios de bronce de en medio de los que han sido abrasados, y esparce allí el fuego extraño, porque ellos santificaron los incensarios. 38 Con los incensarios de los que pecaron contra sus almas, harán planchas martilladas para recubrir el altar, por cuanto fueron traídos ante YHVH y santificados. Serán, pues, por señal a los hijos de Israel. 39 Y el sacerdote Eleazar tomó los incensarios de bronce con los cuales se habían acercado los que habían sido incinerados, y los laminaron para recubrir el altar 40 como recuerdo para los hijos de Israel de que ningún extraño, que no fuera de la descendencia de Aarón, podía ofrecer incienso ante YHVH, y no llegara a ser como Coré y como su séquito, conforme YHVH había hablado por medio de Moisés.

41 Pero al día siguiente los hijos de Israel murmuraron contra Moisés y Aarón, diciendo: ¡Vosotros hacéis morir al pueblo de YHVH! 42 Y aconteció que al congregarse la asamblea contra Moisés y Aarón, se volvieron hacia la tienda de reunión, y he aquí la nube la había cubierto, y fue vista la gloria de YHVH. 43 Entonces Moisés y Aarón se dirigieron hacia el frente de la tienda de reunión, 44 y habló YHVH a Moisés, diciendo: 45 ¡Apartaos de en medio de esta asamblea y los consumiré en un instante! Pero ellos cayeron sobre sus rostros, 46 y dijo Moisés a Aarón: ¡Toma el incensario y ponle fuego del altar y encima ponle incienso! ¡Apresúrate y ve hacia la congregación y haz expiación por ellos, porque la ira ha salido de la presencia de YHVH y la plaga ha comenzado!

47 Entonces, tal como Moisés había hablado, Aarón tomó el incensario y corrió hacia el centro de la asamblea, y ¡he aquí la plaga había comenzado entre el pueblo! Pero él puso el incienso e hizo expiación a favor del pueblo, 48 y al colocarse entre los muertos y los vivos, la plaga fue detenida. 49 Sin embargo, los que murieron en aquella plaga fueron catorce mil setecientos, sin contar los muertos por el asunto de Coré.

50 Y Aarón volvió adonde Moisés, a la puerta de la tienda de reunión, pues la plaga había sido detenida.

 


16.2 rebelaron...§170 (Número 13). 16.3 dijeron... TM añade a ellos. Se sigue LXX §19416.10 pretendéis... TM añade también. Se sigue LXX §194. 16.13 y que... TM añade además. Se sigue LXX §194. 16.24 Coré... TM añade de Datán y de Abiram. Se sigue LXX §194. 16.26 apartaos... TM añade os ruego. Se sigue LXX §194; barridos... →Gn. 19.15. 16.27 tiendas de Coré... TM añade de Datán y de Abiram. Se sigue LXX §194. 16.29 cualquier hombre... Es decir, que mueran de muerte natural. 16.30 algo extraño... Es decir, hace algo diferente; Seol... LXX: hades = el mundo de los muertos16.31 Y... TM añade sucedió. Se sigue LXX §194. 16.32 fue abierta... TM registra voz activa. Se sigue LXX; con... TM añade todas. Se sigue LXX §194. 16.36-37 TM añade diciendo... di. Se sigue LXX §194. 16.41 siguiente... TM añade toda la asamblea. Se sigue LXX §194.

 Abreviaturas