BTX IV

La serpiente de bronce

1 Cuando el cananeo, el rey de Arad, que habitaba en el Néguev, oyó que Israel iba por el camino de Atarim, combatió contra Israel, y tomó cautivos de entre ellos. 2 Entonces Israel hizo voto a YHVH, y dijo: Si en verdad entregas a este pueblo en mi mano, yo destruiré por completo sus ciudades. 3 Y YHVH escuchó la voz de Israel, y le entregó al cananeo, consagrando al exterminio, a ellos y a sus ciudades. Y llamó el nombre de aquel lugar Horma. 4 Y partieron del monte Hor por el camino del mar Rojo, para rodear la tierra de Edom. Pero en el camino el ánimo del pueblo se impacientó. 5 Entonces el pueblo habló contra Elohim y contra Moisés: ¿Por qué nos habéis sacado de Egipto para morir en el desierto? Pues no hay alimento ni agua, y nuestra alma detesta este pan, bueno para nada.

6 Entonces YHVH envió entre el pueblo serpientes ardientes que mordían al pueblo, y murió mucha gente de Israel.

7 Y el pueblo fue a Moisés, y dijeron: Hemos pecado, por cuanto hablamos contra YHVH y contra ti. ¡Ora a YHVH que quite de nosotros las serpientes! Y Moisés oró por el pueblo.

8 Y YHVH dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente y ponla en lo alto de un asta, y sucederá que cualquiera que sea mordido y mire a ella, vivirá. 9 Y Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso sobre el asta, y sucedía que cuando una serpiente mordía a un hombre, y este dirigía su mirada a la serpiente de bronce, vivía.

10 Y partieron los hijos de Israel, y acamparon en Obot. 11 Y marcharon de Obot, y acamparon junto a las ruinas de Abarim, en el desierto que está frente a Moab, hacia el nacimiento del sol. 12 Y partieron de allí, y acamparon en el valle de Zared. 13 Desde allí marcharon y acamparon al otro lado del Arnón, que está en el desierto, y que sale del territorio de los amorreos, porque el Arnón es frontera de Moab, entre Moab y el amorreo. 14 Por eso es dicho en el rollo: 

La guerra de YHVH incendió Zoob 

y los torrentes de Arnón, 

15        Hizo torrentes

para que habite Ar,

              situado al borde de Moab. 

16 Y de allí a Beer, el pozo donde YHVH dijo a Moisés: Reúne al pueblo y le daré agua a beber. 17 Entonces cantó Israel este cántico: 

¡Brota, oh pozo! ¡A él cantad! 

18        Pozo cavado por jefes,

explorado 

              por los nobles del pueblo,

              con su cetro, con sus cayados.

 Y del desierto a Matana. 

19        Y de Matana a Nahaliel, 

             y de Nahaliel a Bamot, 

20        Y de Bamot al valle que está

en el campo de Moab, 

A la cumbre del Pisga, 

que mira hacia el desierto. 

21 Y envió Israel mensajeros a Sehón, rey de los amorreos, diciendo: 22 Pasaré por tu tierra, no nos desviaremos al campo ni a las viñas, no beberemos las aguas de los pozos. Iremos por el camino real hasta que pasemos tu territorio. 23 Pero Sehón no permitió que Israel pasara por su territorio, sino que Sehón juntó a todo su pueblo, y salió a enfrentarse a Israel en el desierto, y fue a Jahaza y combatió contra Israel.

24 Pero Israel lo hirió a filo de espada y tomó su tierra desde el Arnón hasta Jaboc, hasta los amonitas, pues la frontera de los amonitas estaba fortificada. 25 E Israel tomó todas estas ciudades, y habitó Israel en todas las ciudades de los amorreos, en Hesbón, y en todas sus aldeas, 26 porque Hesbón era la ciudad de Sehón, rey de los amorreos, el cual había guerreado contra el rey anterior de Moab, y tomado de su mano toda su tierra hasta el Arnón. 27 Por tanto, dicen los proverbistas:

¡Venid a Hesbón! 

¡Sea edificada y reparada la ciudad 

de Sehón! 

28        Porque salió fuego de Hesbón, 

Y una llama de la plaza fuerte de

Sehón, que consumió a Ar de Moab, 

A los señores de las alturas del Arnón. 

29        ¡Ay de ti, Moab! 

¡Has sido aniquilado, pueblo de Quemos! 

Sus hijos, vendidos para sobrevivir y sus hijas dadas en cautiverio a Sehón, rey amorreo. 

30        Pero nosotros los hemos arrojado, 

Hesbón está destruido hasta Dibón, y también desolamos hasta Nofa, que está junto a Medeba. 

31 Así Israel llegó a habitar en la tierra de los amorreos. 32 Después envió Moisés a espiar a Jazer, y sitiaron sus aldeas, y desposeyeron a los amorreos que estaban allí.

33 Y volvieron, y subieron por el camino de Basán, y salió contra ellos Og, rey de Basán, con todo su pueblo, a presentar batalla en Edrei. 34 Pero YHVH dijo a Moisés: No estés atemorizado, porque en tu mano lo he entregado, a él y a todo su pueblo y su tierra. Harás con él como hiciste con Sehón, rey de los amorreos, que habitaba en Hesbón. 35 Y lo hirieron a él, a sus hijos y a todo su pueblo, sin que le quedara un sobreviviente, y conquistaron su tierra.

 


21.1 Arad... →Nm. 33.40; Atarim... Prob. topónimo. Otra traducción posible: Exploradores. 21.3 Horma... Heb. hrm = dedicación, consagración, destino. 21.4 Edom... →Dt. 2.1. 21.5 bueno para nada... Heb. qloquel. Hápax. 21.9 una serpiente... →Jn. 3.14; §170 (Número 13). 21.15 torrentes... TM añade corrientes. Se sigue LXX §19421.33 Basán... TM añade él . Se sigue LXX §194

 Abreviaturas