BTX IV

Victorias sobre los cananeos

1 Cuando Adonisedec, rey de Jerusalén, oyó que Josué había tomado Hai y la había destruido (hizo con Hai y su rey como había hecho con Jericó y su rey), y que los habitantes de Gabaón se habían pasado a Josué y a Israel, 2 fue atemorizado en gran manera, porque Gabaón era una gran ciudad, como una de las ciudades reales, y todos sus hombres eran aguerridos.

3 Y envió recado Adonisedec, rey de Jerusalén, a Oham, rey de Hebrón, a Piream, rey de Jerimot, a Jafía, rey de Laquis y a Debir, rey de Eglón: 4 Subid a mí y ayudadme, y ataquemos a Gabaón, porque han hecho paz con Josué y con los hijos de Israel. 5 Y se reunieron los cinco reyes del amorreo, es decir, el rey de Jerusalén, el rey de Hebrón, el rey de Jerimot, el rey de Laquis y el rey de Eglón, ellos con todos sus ejércitos, y sitiaron a Gabaón, y la asediaron.

6 Entonces los habitantes de Gabaón enviaron a decir a Josué, a su campamento de Gilgal: No retires tu mano de tus siervos. Sube pronto a nosotros, y danos socorro y ayúdanos, porque todos los reyes de los amorreos que habitan en la serranía han sido reunidos contra nosotros. 7 Y Josué subió desde Gilgal con todo el pueblo de guerra y todos los hombres valientes. 8 Y YHVH dijo a Josué: No estés atemorizado por ellos, porque los he entregado en tu mano y ninguno de ellos será dejado ante ti. 

9 Josué, pues, habiendo subido desde Gilgal durante toda la noche, fue contra ellos súbitamente. 10 Y YHVH los aterrorizó ante Israel, el cual los hirió con gran estrago en Gabaón, persiguiéndolos por el camino que sube a Horón, y los hirió hasta Azeca y Maceda. 11 Y mientras huían ante los hijos de Israel por la bajada de Horón, YHVH les lanzó piedras de granizo desde los cielos, hasta Azeca, y murieron. Y fueron más los muertos por las piedras de granizo que los que los hijos de Israel mataron a espada en la batalla.

12 Y Josué habló a YHVH el día que Elohim entregó al amorreo sometido a Israel (cuando los quebrantó en Gabaón y fueron quebrantados ante los hijos de Israel), y dijo Josué: ¡Sol, detente en Gabaón, y tú luna, en el valle de Ayalón!

13 Y el sol se detuvo y la luna se paró hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está escrito esto en el Sefer Ha-Yashar? 

Y el sol se paró en medio de los cielos y no se apresuró a ponerse casi un día entero. 14 Y nunca hubo día semejante, ni antes ni después de ese, en que YHVH atendiera a un hombre, porque YHVH guerreaba por Israel. [[15]]

16 Pero aquellos cinco reyes habían huido y se habían escondido en una cueva en Maceda. 17 Y le fue notificado a Josué diciendo: los cinco reyes han sido hallados escondidos en una cueva en Maceda. 18 Y dijo Josué: Rodad piedras sobre la boca de la cueva y poned hombres para que estén vigilantes sobre ellas, 19 y vosotros no os detengáis, perseguid a vuestros enemigos y atacad su retaguardia y no los dejéis entrar en sus ciudades, porque YHVH vuestro DIOS los ha entregado en vuestra mano.

20 Y sucedió que Josué y los hijos de Israel acabaron de herirlos con gran mortandad, hasta que al final, los que quedaron se metieron en las ciudades fortificadas. 21 Y todo el pueblo fue devuelto íntegro a Maceda, ante Josué, y nadie afiló su lengua contra ninguno de los hijos de Israel. 22 Y dijo Josué: ¡Abrid la cueva y sacad a esos cinco reyes de la cueva! 23 Y sacaron de la cueva a los cinco reyes: al rey de Jerusalén, al rey de Hebrón, al rey de Jerimot, al rey de Laquis, y al rey de Eglón.

24 Y después de sacarlos ante Josué, convocó Josué a todo Israel, y dijo a los que habían encabezado la batalla marchando con él: ¡Avanzad y poned vuestros pies sobre sus cuellos! Y habiendo avanzado, pusieron sus pies sobre sus cuellos. 25 Y Josué les dijo: No estéis atemorizados ni os acobardéis. Sed fuertes y valientes, porque así hará YHVH a todos los enemigos contra quienes guerreáis. 26 Y Josué los mató y los colgó en cinco árboles, y quedaron colgados en los árboles hasta la tarde.

27 Y aconteció que cuando el sol se iba a poner, Josué mandó que los descolgaran de los árboles, y los echó en la cueva donde se habían escondido, y pusieron piedras en la boca de la cueva, donde están hasta este día. 28 Y aquel día tomó Maceda, y la pasó a filo de espada, y aniquiló a toda persona en ella, sin dejar sobreviviente. E hizo al rey de Maceda como había hecho al rey de Jericó.

29 Y Josué pasó de Maceda a Libna, y todo Israel con él, y guerreó contra Libna. 30 Y la entregó YHVH en manos de Israel, a ella y a su rey, y la pasó a filo de espada con toda persona en ella sin dejar sobreviviente, e hizo a su rey como había hecho al rey de Jericó.

31 De Libna, Josué pasó a Laquis junto con todo Israel, y asentó campamento cerca de ella, e hizo guerra contra ella. 32 Y YHVH entregó Laquis en mano de Israel y la conquistó al segundo día, y la pasó a filo de espada como había hecho con Libna. 33 Entonces Horam rey de Gezer subió para ayudar a Laquis, pero Josué lo hirió a él y a su gente, y no fue dejado sobreviviente alguno.

34 Luego Josué pasó de Laquis a Eglón, y todo Israel con él, asentaron campamento cerca de ella, e hicieron guerra contra ella. 35 Y aquel mismo día la conquistaron y la pasaron a filo de espada, y aniquiló a toda persona en ella, como había hecho en Laquis. 36 Y subió Josué a Hebrón, y todo Israel con él, y la atacaron. 37 Y la tomaron y la pasaron a filo de espada con todas sus poblaciones en ella, sin dejar sobreviviente. Como había hecho a Eglón, así la aniquiló con todo lo que había en ella.

38 Y Josué, con todo Israel, se volvió contra Debir, e hizo guerra contra ella. 39 Se apoderó de ella y de su rey, y de todas sus poblaciones, y los pasaron a filo de espada y destruyeron toda persona en ella, sin quedar sobreviviente. Como había hecho con Hebrón, así hizo con Debir y su rey.

40 Y conquistó Josué todo el país: la serranía, el Néguev, la llanura y las estribaciones, y a todos sus reyes. No dejó sobreviviente. Exterminó todo lo que respiraba, tal como había ordenado YHVH DIOS de Israel, 41 desde Cades Barnea hasta Gaza, con toda la región de Gosén hasta Gabaón. 42 Así capturó Josué a todos estos y a sus tierras de una vez, porque YHVH, el DIOS de Israel, peleaba por Israel. [[43]]

 


10.13 Sefer Ha-Yashar... Esto es, mismo libro de Josué, como si dijera: ¿No está escrito aquí en el Libro del Justo? Los autógrafos tenían plena conciencia de que estaban escribiendo la palabra de Dios →2P. 3.16. Generalmente, Sefer es un escrito o documento, de una o varias hojas, unidas o no, que se pueden guardar enrolladas, cocidas o de otra manera →2S. 1.18. 10.15 TM añade v. 15. Se sigue LXX →§194. 10.21 afiló su lengua... Es decir, se atrevió a amenazar o a protestar →Ex. 11.7. 10.27 los descolgaran... →Dt. 21.22-23. 10.35 aniquiló... Aquí (y vv. 28, 37) el sujeto es Josué. 10.41 Gosén... No confundir con el de Egipto. 10.43 TM añade v. 43. Se sigue LXX →§194.

 Abreviaturas