BTX IV

El altar junto al Jordán

1 Entonces Josué llamó a los rubenitas, a los gaditas y a la media tribu de Manasés, 2 y les dijo: 

Vosotros habéis guardado todo lo que Moisés, esclavo de YHVH, os ordenó, y habéis obedecido mi voz en todo lo que os he mandado. 3 No habéis abandonado a vuestros hermanos en estos muchos días hasta hoy, sino que habéis respetado el mandamiento de YHVH vuestro DIOS. 4 Y ahora que YHVH vuestro DIOS ha dado reposo a vuestros hermanos, tal como les habló, tornad vuestras tiendas, y volved a la tierra de vuestra propiedad, que Moisés os entregó allende el Jordán.

5 Solamente tened mucho cuidado de poner por obra el mandamiento y la enseñanza que Moisés, esclavo de YHVH, os intimó: amar a YHVH vuestro DIOS y andar en todos sus caminos, guardar sus mandamientos y apegarse a Él, y servirle con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma.

6 Y los bendijo Josué y los despidió, y fueron encaminados a sus tiendas. 7 Y Moisés había dado a la media tribu de Manasés posesión en Basán, pero a la otra media tribu, Josué le dio heredad entre sus hermanos hacia el occidente, allende el Jordán. También a estos bendijo Josué cuando los envió a sus tiendas.

8 Y volvieron a sus tiendas con riquezas abundantes, con mucho ganado, con plata, con oro, con bronce, con hierro, y con muchos vestidos, y repartieron con sus hermanos el botín de sus enemigos. 9 Y los hijos de Rubén, los hijos de Gad y la media tribu de Manasés partieron de entre los hijos de Israel, de Silo, en tierra de Canaán, y fueron encaminados a la tierra de Galaad, a la tierra de su propiedad, la cual habían adquirido, conforme al mandato de YHVH por medio de Moisés.

10 Y cuando los hijos de Rubén, los hijos de Gad y la media tribu de Manasés llegaron a las cercanías del Jordán, que está en la tierra de Canaán, edificaron un altar junto al Jordán, un altar de apariencia grandiosa. 11 Y los hijos de Israel oyeron decir: He aquí los hijos de Rubén, los hijos de Gad y la media tribu de Manasés han edificado el altar que está enfrente de la tierra de Canaán, en las cercanías del Jordán, en el lado de los hijos de Israel.

12 Y todos los hijos de Israel fueron congregados en Silo para subir en batalla contra ellos. 13 Y los hijos de Israel enviaron a Finees, hijo del sacerdote Eleazar, a los hijos de Rubén, a los hijos de Gad y a la media tribu de Manasés, a la tierra de Galaad, 14 y con él a diez jefes, un jefe de cada casa paterna de todas las tribus de Israel, cada uno de su casa paterna de los miles de Israel.

15 Llegaron, pues, a los hijos de Rubén, a los hijos de Gad y a la media tribu de Manasés, en tierra de Galaad, y les hablaron, diciendo: 16 Toda la asamblea de YHVH dice así: ¿Qué traición es esta con que habéis prevaricado contra el DIOS de Israel, al apartaros hoy de seguir a YHVH, y construiros un altar para rebelaros contra YHVH? 17 ¿Acaso fue poca la iniquidad de Peor, de la que aún no hemos sido limpiados hasta este día, aunque hubo una mortandad en la asamblea de YHVH? 18 ¡Y hoy vosotros seréis apartados de YHVH! Y sucederá que por haberos rebelado hoy contra YHVH, mañana Él estará airado contra todo Israel. 19 Y ciertamente, si la tierra de vuestra propiedad es impura, pasad a la tierra de la posesión de YHVH, en la cual está el tabernáculo de YHVH, y tomad posesión entre nosotros, pero no os rebeléis contra YHVH ni os rebeléis edificando un altar aparte del altar de YHVH nuestro DIOS. 20 ¿No cometió Acán ben Zera una prevaricación con el anatema, y vino la ira sobre toda la asamblea de Israel? Y aquel hombre no fue el único que falleció por su iniquidad.

21 Respondiendo los hijos de Rubén, los hijos de Gad y la media tribu de Manasés, hablaron a las cabezas de los millares de Israel: 22 YHVH, el DIOS de dioses, YHVH el DIOS de dioses, Él lo sabe, y que lo sepa Israel: Si ha sido rebelión o prevaricación contra YHVH, no nos salves este día. 23 ¿Acaso edificamos un altar para apartarnos de en pos de YHVH para sacrificar sobre él holocausto u ofrenda, o para hacer sobre él sacrificios de paz? ¡YHVH pida cuenta! 24 ¿O lo hicimos por temor, pensando: Mañana vuestros hijos dirán a nuestros hijos: ¿Qué tenéis vosotros con YHVH, el DIOS de Israel?

25 Pues YHVH ha puesto el Jordán por frontera entre nosotros y vosotros, y no tenéis parte con YHVH. Y así vuestros hijos harían que nuestros hijos dejaran de temer a YHVH.

26 Y dijimos: Apresurémonos a edificarnos un altar, no para holocausto ni para sacrificio, 27 sino como un testimonio entre nosotros y vosotros, y entre nuestras generaciones después de nosotros, para servir en la obra de YHVH, en su presencia, con nuestros holocaustos, con nuestros sacrificios, y con nuestras ofrendas de paz; así vuestros hijos no dirán mañana a nuestros hijos: Vosotros no tenéis parte con YHVH. 

28 Nosotros, pues, dijimos: Entonces, si mañana nos dicen esto a nosotros o a nuestros descendientes, responderemos: Mirad la réplica del altar de YHVH, el cual hicieron nuestros ancestros, no para holocaustos o sacrificios, sino para que fuera testimonio entre nosotros y vosotros. 29 Nunca tal acontezca que nos rebelemos contra YHVH, o que nos apartemos hoy de seguir a YHVH al edificar un altar para holocaustos, para ofrenda o para sacrificio, aparte del altar de YHVH que está delante de su tabernáculo.

30 Entonces el sacerdote Finees y los jefes de la asamblea de Israel que estaban con él, escucharon las palabras que hablaron los hijos de Rubén, los hijos de Gad y los hijos de Manasés, y les pareció bien ante sus ojos. 31 Y el sacerdote Finees dijo a los hijos de Rubén, a los hijos de Gad y a los hijos de Manasés: Hoy hemos entendido que YHVH está entre nosotros, pues no habéis cometido contra YHVH la prevaricación. Así habéis librado a los hijos de Israel de la mano de YHVH.

32 Y el sacerdote Finees y los jefes volvieron de estar con los hijos de Rubén y con los hijos de Gad en la tierra de Galaad, a la tierra de Canaán, a los hijos de Israel, y les dieron la respuesta. 33 Y pareció bien a los hijos de Israel, y bendijeron a Elohim, y no hablaron más de subir contra ellos en guerra para devastar la tierra en que habitaban los hijos de Rubén y los hijos de Gad.

34 Y denominó Josué el altar de los hijos de Rubén y de Gad y la mitad de la tribu de Manasés, y proclamó: ¡Sea testimonio entre ellos de que YHVH es su DIOS!

 


22.2 →Nm. 32.20-32; Jos. 1.12-15. 22.4 Moisés... TM añade siervo de YHVH. Se sigue LXX →§194. 22.5 enseñanza... Heb. torah = enseñanza, instrucción. 22.7 Se insertan posesión, tribu, y heredad para suplir elipsis del original. 22.9 por medio... Lit. por mano. 22.16 →Dt. 12.4-6. 22.17 →Nm. 25.1-9. 22.20 Acán... →Jos. 7.1-26. 22.34 Se sigue LXX. 

 Abreviaturas