BTX IV

La sequía

Palabra de YHVH que recibió Jeremías con motivo de la sequía:

¡Judá está cubierto de luto,

Sus portales languidecen,

Se inclinan consternados hacia el suelo,

Y sube el clamor de Jerusalén!

Los potentados envían a sus mozos por agua,

Van a las cisternas, pero no hallan agua,

Y vuelven con sus cántaros vacíos,

A causa del suelo resquebrajado,

Porque no hay lluvia en la tierra,

Los labradores están avergonzados, 

Cubren sus cabezas.

Hasta la cierva pare y abandona su cría en el campo,

Porque no hay pasto. 

Los asnos monteses se paran en las dunas,

Ventean el aire cual chacales,

Con ojos apagados porque no hay pasto.

 

¡Aunque nuestras iniquidades testifican contra nosotros,

Obra, oh YHVH, por amor de tu Nombre!

¡Ciertamente nuestras apostasías se han multiplicado,

Y hemos pecado contra ti!

¡Oh Tú, Esperanza de Israel,

Salvador en tiempo de angustia!

¿Por qué eres como extranjero en el país,

Como caminante que se desvía para pernoctar?

¿Por qué te muestras como un hombre aturdido,

Como héroe incapaz de vencer?

Pero Tú, oh YHVH, estás en medio de nosotros,

Y sobre nosotros es invocado tu Nombre. ¡No nos desampares!

 

Falsos profetas

10 YHVH responde así a este pueblo: ¡Sí!, les complace deambular, sus pies no se refrenan. Por tanto YHVH no se complace en ellos y hoy recuerda su iniquidad. 11 Y me dijo YHVH: No intercedas por este pueblo. 12 Cuando ayunen, no escucharé su clamor; cuando ofrezcan holocaustos y ofrendas vegetales, no los aceptaré; sino que con espada, hambre y pestilencia los consumiré. 13 Entonces dije: ¡Oh, Adonai YHVH! He aquí lo que los profetas dicen: No veréis espada ni tendréis hambre, sino que en este lugar daré paz verdadera. 14 Entonces YHVH me respondió: Falsamente profetizan los profetas en mi Nombre. No los he enviado ni les he dado orden ni les he hablado. Os profetizan visiones mendaces, presagios vanos y engaños de su mismo corazón.

15 Por tanto, así dice YHVH a los profetas que profetizan en mi Nombre sin que Yo los haya enviado: Ellos dicen: Ni espada ni hambre habrá en esta tierra. Pues a espada y de hambre serán consumidos los profetas, 16 y el pueblo a quien ellos profetizan yacerá por las calles de Jerusalén a causa del hambre y la espada, y no habrá quien los sepulte ni a ellos ni a sus mujeres ni a sus hijos ni a sus hijas, pues sobre ellos derramaré sus propias maldades. 

17 Diles esta palabra:

¡Desháganse mis ojos en lágrimas,

Y no cesen día y noche;

Porque la virgen hija de mi pueblo fue quebrantada con quebranto,

Por un golpe muy doloroso!

18 Si salgo al campo, ¡he aquí, los muertos a cuchillo!

Si entro en la ciudad, ¡he aquí, los famélicos!

Y tanto el profeta como el sacerdote vagan aturdidos por el país.

19 ¿Has desechado del todo a Judá? ¿tiene tu alma aborrecida a Sión?

¿Por qué nos has herido sin remedio?

Esperábamos paz, pero no hay bienestar;

Tiempo de sanidad, y he aquí el terror.

20 Reconocemos, oh YHVH, nuestra maldad,

Y las iniquidades de nuestros padres,

Porque contra ti hemos pecado.

21 ¡Por amor de tu Nombre, no deseches ni deshonres el trono de tu gloria!

¡Acuérdate, no anules tu pacto con nosotros!

22 Entre las vanidades de los gentiles,

¿Hay quien haga llover?

¿O pueden los cielos mismos dar aguaceros?

¿Acaso, oh YHVH, no eres Tú el Elohim nuestro?

Esperaremos, pues, en ti,

Porque Tú haces todas estas cosas.

 


14.2 sus portales... Esto es, sus ciudades. 14.3 TM registra varias adiciones. Se sigue LXX →§194. 14.4 resquebrajado... Otra traducción posible: debilitado. 14.10 deambular... Esto es, en pos de la idolatría; su iniquidad... TM añade y castiga su maldad. Se sigue LXX →§19414.22 la vanidades... Referencia despectiva a los dioses de las naciones paganas. 

 Abreviaturas