BTX IV

2R. 16.3; 2Cr. 28.3 quemó... En la frase hizo pasar (a su hijo por fuego), que conlleva el sentido de sacrificar, la forma original del verbo él quemó, por metátesis resultó alterado al menos explícito hizo pasar. La frase original se preserva en 2Cr. 28.3 frente a toda otra evidencia textual, incluido su par. 2R. 16.3. El valle de Ben-Hinom (2Cr. 28.3) estaba situado al S de Jerusalén. Fue allí donde los habitantes de Judá cometieron sus más grandes actos de abominación idolátrica, en el lugar alto conocido como Tofet (Jer. 7.31), donde llegaron incluso a quemar a sus propios hijos en ofrenda a Moloc (2R. 16.3). El rey Josías destruyó ese lugar convirtiéndolo en un basurero crematorio (2R. 23.10), que posteriormente llegaría a ser conocido como Gehena (§240).