BTX IV

Obediencia, no sacrificios

[[1]] 2 Toda Judea: ¡Oíd el oráculo de YHVH! 3 Así dice YHVH, Elohim de Israel: ¡Enmendad vuestros caminos y vuestras obras y habitaré con vosotros en este lugar! 4 No confiéis en palabras engañosas, que dicen: ¡Casa de YHVH, Casa de YHVH es esta! 5 Porque si enmendáis perfectamente vuestros caminos y vuestras obras, si en verdad administráis justicia entre el hombre y su prójimo, 6 y no oprimís al extranjero, al huérfano y a la viuda, ni derramáis sangre inocente en este lugar, ni andáis tras otros dioses para vuestro propio perjuicio, 7 entonces habitaré con vosotros en este lugar, en la tierra que di a vuestros padres desde siempre y para siempre. 

8 He aquí que os confiáis en palabras engañosas que no aprovechan, 9 robando, asesinando y adulterando, y jurando en falso, y quemando incienso a Baal, y andando tras otros dioses que no habíais conocido. 

10 ¿Vendréis y os pondréis ante mí en esta Casa, sobre la cual es invocado mi Nombre, y diréis: Somos libres (para seguir haciendo tales abominaciones)? 

11 ¿Acaso esta Casa, sobre la cual es invocado mi Nombre, es una cueva de ladrones ante vuestros ojos? He aquí que Yo, sí, Yo mismo lo he visto, dice YHVH. 

12 Id, pues, a mi lugar que estaba en Silo, donde hice morar mi Nombre al principio, y ved lo que hice con él por la maldad de mi pueblo Israel. 

13 Y ahora, por haber cometido tales acciones, y por cuanto os hablé y no quisisteis escuchar, y os llamé y no habéis respondido, 14 haré con esta Casa, sobre la cual es invocado mi Nombre (en la que vosotros estáis confiados), y con el lugar que os di a vosotros y a vuestros padres, lo mismo que hice con Silo, 15 y os echaré de mi presencia, así como eché a todos vuestros hermanos, a toda la descendencia de Efraín. 

16 Y tú, no intercedas por este pueblo, ni levantes clamor por ellos ni oración, ni me ruegues, porque no oiré. 17 ¿Acaso no ves lo que están haciendo en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? 18 Los hijos recogen leña, los padres encienden fuego, y las mujeres preparan la masa para hacer tortas en honor del ejército de los cielos, y para provocarme a ira, derraman libaciones a dioses extranjeros. 19 ¿A mí me provocan a ira? dice YHVH, ¿Acaso no actúan para su propia vergüenza? 

20 Por eso, así dice Adonai YHVH: He aquí mi ira y mi ardiente indignación son derramados sobre este lugar, sobre hombres y bestias, sobre los árboles del campo y sobre los frutos de la tierra. Se encenderá y no se apagará. 

 

Abominaciones

21 Así dice YHVH: ¡Juntad vuestros holocaustos a vuestros sacrificios, y comed la carne! 22 Porque nada dije a vuestros padres, ni nada les mandé en el día en que los saqué de la tierra de Egipto respecto a holocaustos y sacrificios. 23 Sino que les mandé, diciendo: Escuchad mi voz, y seré a vosotros por Elohim y vosotros me seréis por pueblo. Andad en todos mis caminos que os ordené, para que os vaya bien. 

24 Pero no escucharon ni inclinaron su oído, sino que caminaron en la dureza de su malvado corazón, según su propio consejo, y fueron hacia atrás y no hacia delante. 

25 Desde el día en que vuestros padres salieron de la tierra de Egipto hasta hoy, os he enviado a todos mis siervos los profetas, madrugando cada día sin cesar os los he enviado. 26 Pero no me escucharon ni inclinaron su oído, sino que endurecieron su cerviz y fueron peores que sus padres. [[27]]

28 Entonces les dirás: ¡Esta es la nación que no escucha la voz de YHVH su Elohim, ni admite corrección! Ya pereció la verdad, y ha sido desterrada de su boca. 29 ¡Corta tus guedejas y échalas de ti, y levanta endechas sobre las alturas! porque YHVH ha desechado y repudiado a la generación objeto de su ira.

30 Por cuanto los hijos de Judá han hecho lo malo ante mis ojos, dice YHVH, han puesto sus ídolos detestables en la Casa sobre la cual es invocado mi Nombre, para profanarla, 31 y han edificado los lugares altos de Tófet, que están en el valle de Ben-Hinom, para quemar a sus hijos y a sus hijas en el fuego, cosa que Yo no les mandé, ni ha subido a mi corazón. 

32 Por tanto, he aquí vienen días, dice YHVH, en que no será llamado más Tófet ni valle de Ben-Hinom, sino valle de la Matanza, porque sepultarán en Tófet hasta no haber lugar. 33 Y los cadáveres de este pueblo servirán de pasto a las aves de los cielos y a las bestias de la tierra, y no habrá quien las espante. 34 Y en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén, haré cesar la voz de gozo y la voz de alegría, la voz del novio y la voz de la novia, porque esta tierra vendrá a ser una desolación.

 


7.1-2 TM registra distintas añadiduras. Se sigue LXX →§194. 7.3, 7 habitaré con vosotros en este lugar... TM: os dejaré habitar en este lugar §230. 7.4 TM registra Casa de YHVH tres veces. Se sigue LXX →§194. 7.11 ladrones... También refiere cualquier grupo de personas violentas. 7.12 Id... TM añade os ruego. Se sigue LXX →§194; Silo... Sitio donde fue erigido el tabernáculo de reunión después de la conquista de Canaán →Jos. 18, en el cual permaneció hasta tiempos del sacerdote Elí →1S. 1.3. 7.23 →Ex. 6.6, 7; 19.5, 6. 7.13 TM registra distintas añadidurasSe sigue LXX →§194. 7.16 no oiré... TM añade sufijoSe sigue LXX →§194. 7.21 Se sigue LXX →§1947.27 TM añade versículo. Se sigue LXX →§194. 7.31 los lugares altos de Tófet... Lugar donde los niños eran ofrecidos a Moloc a través del fuego →§240; valle de Ben-Hinom... Situado al S de Jerusalén, llegó a ser conocido como el lugar donde los habitantes de Judá cometieron sus peores abominaciones. Allí hubo un lugar alto conocido como Tófet, donde los israelitas llegaron a sacrificar a sus propios hijos al dios Moloc →2R. 16.3. El rey Josías destruyó este lugar y lo convirtió en un basurero crematorio que, más adelante, llegaría a ser conocido como Gehena →2R. 23.10; Mt. 5.22; §240; ni ha subido a mi corazón... Es decir, ni me vino al pensamiento. 

 Abreviaturas