Salmo 107

¡Alabad a YHVH, porque Él es bueno, porque para siempre es su misericordia!

Salmo 114

Cuando Israel salió de Egipto, la casa de Jacob de un pueblo de lengua extraña, Judá fue su santuario, e Israel su señorío.

Salmo 115

No a nosotros, oh YHVH, no a nosotros, sino a tu Nombre da gloria...

Salmo 116

Amo a YHVH, pues ha escuchado mi voz y mis súplicas.

Salmo 117

¡Alabad a YHVH naciones todas! 1 ¡Alabad a YHVH naciones todas!

Salmo 118

Dad gracias a YHVH, porque Él es bueno, porque para siempre es su misericordia.

Salmo 119

¡Cuán bienaventurados son los perfectos de camino, los que andan en la ley de YHVH!