BTX IV

Jn. 19.19; Mt. 27.37; Lc. 23.38 encima... Desde Génesis hasta el Apocalipsis el tema central es Jesucristo y su obra de redención en la cruz. Los editores han querido resaltar tres de los homónimos en el VP (§168) utilizando el recurso de las negritas para que no pasen desapercibidos por el lector. Uno de ellos es me´al con el siguiente doble significado:

  • encima
  • a causa del acto traidor 

y es traducido en griego por el vocablo epanó. A causa del acto traidor, Satanás dijo dentro de sí: Subiré a los Cielos, junto a las estrellas de Dios haré levantar mi trono, y me sentaré en el monte de la asamblea, subiré sobre las altas nubes, en el flanco norte, y me haré semejante a Elyon (Is. 14.13-14).

Las contrataciones que Lucero realizó a la tercera parte del ejercito celestial para lograr su rebelión contra Dios las tenemos en tipo en la historia de la traición de Absalón a su padre, el rey David (2S. 15.1-6). Absalón contrató la lealtad de los súbditos del rey poniéndose a la vera del camino

También Ezequiel narra sobre la amplitud de las contrataciones de Satanás y cómo fue lleno de iniquidades y pecado (28.16-18). Lo que hizo el traidor, el que violó el pacto, aquel ser tan perverso que defraudó la confianza de Dios quien lo tuvo como querubín protector, ha quedado registrado en el Salmo 55: Alzó sus manos contra quienes estaban en paz con él. Violó su pacto. Su boca fue blanda, más que la mantequilla, pero en su corazón había guerra. Sus palabras, más suaves que el aceite, eran puñales (55.20-21), y por eso Jesús dijo su doble mensaje en la última cena... el que come de mi pan levantó contra Mí su calcañar (Sal. 41.9; Jn. 13.18). La rebelión angélica la podemos ubicar entre Gn. 1.1 y 1.2 (§284; §297) resultando el caos (§2) y la oposición constante hacia Dios y su creación. Por esto dice la Escritura que a causa del acto traidor, Abraham extendió su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo (Gn. 22.9-10), a causa del acto traidor fue puesto el propiciatorio encima del arca y, dentro del arca, el testimonio de Alef-Tav que le fue dado al pueblo de Israel (Ex. 25.21). A causa del acto traidor, Jesús el Nazareno (§274), voluntariamente se entrega para hacerse pecado por nosotros, juzgando y haciendo ineficaz por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al Diablo, librándonos de la esclavitud (He. 2.14-15). Jesús el Nazareno, está tipificado en el cordero pascual y en la serpiente de bronce que Moisés levantó en el desierto. El Hijo del Hombre fue levantado y hecho maldito, para que todo el que cree en Él tenga vida eterna (Jn. 3.14-15), porque al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros llegáramos a ser justicia de Dios en Él (2Co. 5.21). Y a causa del acto traidor , Pilato (sin saberlo) escribió el epígrafe que contenía el título de asombrosa gematría: 13 x 13 x 13 (§170  (n.° 13)) y que fue puesto encima de la cabeza del Creador del universo (Jn. 19.19; Mt. 27.37; Lc. 23.38).