§ 313. hazlo más pronto...

Jn. 13.27 hazlo más pronto... La cronología de los acontecimientos de la cena pascual y de la cena consagrada al Señor que presentan los 4 evangelios demuestran que Judas, de Simón Iscariote, no participó del pan y de la copa. Los hechos ocurrieron de la siguiente manera: Jesús envía a Pedro y a Juan a la ciudad, y les da instrucciones para seguir al hombre del cántaro de agua que los llevará hasta la casa del amo, donde tendrían que preparar la pascua en el gran aposento. Una vez que estuvo todo dispuesto, Jesús llegó con sus discípulos y se reclinó a la mesa (Lc. 22.7-16). Durante la cena, el diablo ya había puesto en el corazón de Judas que lo traicionara. El Señor lava los pies a sus discípulos y después de esto, anuncia que uno de ellos lo entregaría. Los discípulos se miran unos a otros, dudando acerca de quién hablaba. Pedro y Juan intercambian señas, y este último pregunta a Jesús ¿quién sería?, a lo que Jesús le responde: Es aquél para quien Yo…

§ 314. sirve... servicio... servidora... servidores...

1P. 4.11 sirve... 2Co. 11.8 servicio... Ro.16.1 servidora... 1Ti. 3.8 servidores... Gr. diakonía, diákonos, diakonéo. El significado básico de estas tres palabras se orienta fundamentalmente hacia el servicio: servicio, servidor y servir, respectivamente. A través de los siglos, en la creciente institucionalización de la iglesia, estas sencillas palabras sufrieron una transformación. Por ejemplo, la palabra diakonéo llegó a señalar una actividad sagrada: ministrar, en lugar de servir. El vocablo diákonos se convirtió en un oficio eclesiástico a pesar de que tal idea está ausente en los escritos del NP; se lo transliteró como diácono, en vez de traducirlo sencillamente servidor. Desde los siglos XVI-XVII (y hasta el día de hoy), las estructuras de poder influenciaron fuertemente para que este vocablo fuera traducido erráticamente por ministro.

§ 315. Fulano... el portero... fuerte...

Rut 4.1 Fulano de tal... Jn. 10.3 el portero... Mt. 12.29 fuerte... Mt. 26.18 Fulano... Los registros en hebreo peloni almoni en Rut 4.1 y en griego ton deina en Mt. 26.18 se deben traducir como fulano de tal y fulano, respectivamente. Fulano de tal es la expresión usada para mencionar a alguien cuyo nombre no se conoce o no se quiere mencionar.

§ 316. inmoralidad sexual...

Mt. 5.32; 19.9 inmoralidad sexual... Gr. porneia. Traducida generalmente como fornicación, este vocablo abarca un significado más amplio. El término fornicación se emplea para referir inmoralidad sexual (relaciones sexuales ilícitas) y, figurativamente, para apartarse de Dios y seguir a otros dioses (Lv. 20.27; Nm. 14.33; Dt. 13.6-9; Jr. 3.1-2; Ez. 16.23-29; Ap. 2.21; 17.4; 19.2). En algunos pasajes la palabra gr. porneia expresa ambos sentidos (p. ej. Hch. 15.20, 29; 21.25; 1Co. 10.8). Debe pues, traducirse según el contexto.

§ 317. actúan sobrenaturalmente... energizada...

Mt. 14.2; Mr. 6.14 actúan sobrenaturalmente... Jac. 5.16; Ga. 2.8; 3.5; 5.6; 1Ts. 2.13; 2Ts. 2.7; 1Co. 12.6, 11; 2Co. 1.6; 4.12; Ro. 7.5; Ef. 1.11, 20; 2.2; 3.20; Fil. 2.13; Col. 1.29 energizada... energizado... energizando... energizó... El vocablo energéo aparece 21 veces en el NP y siempre se emplea para referirse a una actuación sobrenatural, ya sea en sentido positivo (el de Dios), como en el negativo para apuntar la actividad del príncipe de la potestad del aire y los poderes hostiles a Dios que esclavizan y actúan en el hombre (2Co. 4.12; 2Te. 2.7; Ro. 7.5; Ef. 2.2).

§ 318. sepultura...

Mt. 26.12 sepultura... Gr. entafiázo = embalsamar, preparar para la sepultura. Jesús refiere la acción de la mujer como una anticipación a su embalsamamiento. Los relatos bíblicos sobre los rituales funerarios revelan lo meticulosos que eran los judíos al preparar los cadáveres para su entierro. El cuidado del cadáver incluía el embalsamamiento, pero a diferencia de los egipcios, no se mutilaba el cuerpo. Bañaban el cuerpo del difunto, lo impregnaban con especias aromáticas y buen aceite, y lo envolvían en telas (Jn. 19.39-40; Hch. 9.36-41).

§ 319. Día en la Biblia.

El sustantivo día se usa de varias maneras en la Biblia. Día se aplica para designar el período de luz (Jn. 11.9) y para contar un día completo - ciclo de “24 horas” (Gn. 1.8), también para representar un año (Nm. 14.34; Ez. 4.6) o mil (Sal. 90.4; 2P. 3.8).

§ 320. Doctores de la ley

Lc. 11.53. La lectura escribas y fariseos registrada en el NTG 28a edición no corresponde a los sujetos del pasaje de Lucas 11.37-52. La denuncia abierta y directa hecha por Jesús frente a la multitud (11.29) va dirigida a los fariseos (39, 42-43) y doctores de la ley (46, 52), y no a sus escribas. Se ha preferido la lectura registrada en el Códice Beza (D). Es de resaltar que la lectura doctores de la ley solo la emplea Lucas en su evangelio y en Hechos, estando ausente del resto de los evangelios (§250).

§ 321 juró...

Hch. 7.17 juró... La gran masa de testigos (P74, א, A, B, C, D, y otros mss.) registran el verbo gr. homologeó = confirmar. Sin embargo se prefirió la lectura omnuó = jurar registrada en los códices P (Leningrad) y Ψ entre otros. El verbo omnuó es usado frecuentemente a través de la LXX para traducir el vocablo hebreo shaba (Gn. 24.7; 50.24). La evidencia intrínseca registrada también en Lc. 1.73 (El juramento que juró a nuestro padre Abraham...) y He. 6.13 (Porque cuando DIOS hizo la promesa a Abraham, no teniendo a nadie mayor por quien jurar, juró por sí mismo) respalda la lectura que registra esta edición como la mejor (§250).

§ 322. bueno...

Mt. 19.16-17 bueno... Aunque la palabra bueno está ausente de algunos manuscritos antiguos como son א, B, D, está presente en C y W (testigos del siglo V), Koridethi y St. Gall (siglo IX) y otros. Algunos eruditos piensan que los copistas, armonizando el pasaje, introdujeron esta palabra de los paralelos (Mr. 10.17-18 y Lc. 18.18-19). Sin embargo, la IV edición de la BTX se aparta del NTG registrando la traducción correspondiente para el vocablo griego agathos en ambos versículos, puesto que no hay motivo aparente para que no pudieran estar. En este caso, si faltan en א, B, D es por omisión en el trabajo de copiado de los escribas (§250).

§ 323. Dan...

Gn. 49.16-17 Dan... Existe un abundante registro bíblico en torno al origen hebreo del anticristo. Que el hombre de pecado es un israelita se hace evidente en muchas partes de la Biblia (aquí discrepamos de los que afirman que el anticristo es un gentil). Muestra de tal criterio se corrobora en el libro de Daniel donde es posible observar el empeño del Texto en el uso y aplicación de las palabras Dios y dios (p. ej. 1.2; 2.23, 47; 3.15-18, 29; etc.) por medio de las cuales, y en no menos de setenta oportunidades, este libro procura guiar a la indefectible conclusión del origen hebreo del anticristo (comparar Dn. 2.23 con 11.37-39). Otras consideraciones son: