§ 289. setenta... setenta y cinco...

Gn. 46.27 y Dt. 10.22 setenta... Ex. 1.5 y Hch. 7.14 setenta y cinco... En el cuadro comparativo puede apreciarse la variante en cada testigo. No hay discrepancia entre estos pasajes. Las almas que vinieron con Jacob fueron 66, más el mismo Jacob, más José y sus dos (2) hijos, arrojan un total de setenta (70) personas. A este número, debemos sumar las cinco (5) mujeres de los hijos de Jacob para totalizar la parentela de setenta y cinco (75) almas registrada en LXX y Q. Es importante tener en cuenta el contexto de cada pasaje para realizar las diferentes sumatorias de los personajes en cuestión.

§ 290. constructor...

Mt. 13.55; Mr. 6.3 constructor... Gr. tékton = constructor. También significa edificador, albañil, artesano, carpintero. Pero el vocablo constructor debe preferirse por cuanto refiere al experto en construcción utilizando distintos materiales tales como madera, piedra y metal. El constructor, obviamente, es el edificador (2S. 7.13; Zac. 6.12-13; He. 11.10).

§ 291. el peregrino...

Gn. 14.13 el peregrino... Primer registro del gentilicio. Heb. ha‘ibri = el hebreo = el peregrino. El pueblo hebreo tiene su origen en el primer patriarca, Abraham, quien siguiendo el llamado de Adonai, dejó su casa natal en Ur (en Caldea, Mesopotamia) para dirigirse hacia la Tierra Prometida, Canaán, en el poniente, donde recibiría la promesa y el Todopoderoso haría un pacto con él (Gn. 11.26-25.10). De la raíz heb. ever, significa pasar, cruzar o atravesar, es decir, ir más allá. Pero este movimiento no es necesariamente solo uno geográfico. En principio, hebreo significa entonces, el que pasa en el sentido de transitar o, mejor aún, peregrinar. Hebreo es el peregrino. Abraham se reconocía a sí mismo como extranjero y peregrino (Gn. 23.4). Si bien nómada, era un hombre respetable y acaudalado (Gn. 12.16; 13.2; 14.14; 25.8). Además, y por sobre todas las cosas, fue el elegido de Dios para recibir la tierra de sus peregrinaciones por heredad perpetua (Gn. 17.8).…

§ 292. Genealogía de Jesús.

Aparece en dos de los evangelios: el de Mateo (1.1-17) y el de Lucas (3.23-38). 1Cr. 1 al 3 registra parte de la genealogía que comienza desde Adam y pasa a través de Salomón hasta llegar a Zorobabel. Los libros de Génesis y Rut combinados proporcionan la línea desde Adam hasta David. Presentamos algunas discrepancias y peculiaridades en el cuadro adjunto.

§ 293. panes de cebada...

Jn. 6.9 panes de cebada... La especificación de los panes (de cebada) mantiene una simbología con la cebada que Boaz (tipo de Cristo) le da a Rut (tipo de Iglesia) para alimentar a Noemí (tipo de Israel) →Rut 3.14 ss. Tal es el sentido de las palabras de Jesús en Jn. 6.12.

§ 294. no me retengas...

Jn. 20.17 no me retengas... Obviamente, es el mismo JESÚS que permitió a la mujer arrepentida que lo tocara, besara sus pies y los ungiera con perfume (Lc. 7.38). En otra ocasión, cierta mujer derramó sobre su cabeza un perfume de nardo puro. El Señor dijo que su acción sería recordada por siempre. ¿Qué impide ahora que la fiel María toque los pies de Jesús? La razón aducida no es muy clara: porque aún no he subido al Padre. Sin embargo, el aspecto verbal arroja luz sobre el pasaje: Aquí no se emplea el imperativo en aoristo (pretérito indefinido), lo cual impediría la acción de tocar, sino en tiempo presente, que explícitamente prohíbe la continuación de una acción ya iniciada. En otras palabras, no significa no me toques, sino suéltame; de donde la traducción no me retengas resulta la más apropiada al contexto.

§ 295. cuadringentésimo octogésimo...

1R. 6.1 cuadringentésimo octogésimo... Nótese el carácter ordinal del número. Aunque el período transcurrido desde el Éxodo hasta el comienzo de la construcción del templo no fue de 480 años sino de 573 años (40 + 450 + 83), la diferencia de 93 años es igual al tiempo en el cual Israel estuvo bajo dominio de sus enemigos (incluidos los amonitas dentro del período filisteo).

§ 296. encima...

Jn. 19.19; Mt. 27.37; Lc. 23.38 encima... Desde Génesis hasta el Apocalipsis el tema central es Jesucristo y su obra de redención en la cruz. Los editores han querido resaltar tres de los homónimos en el VP (§168) utilizando el recurso de las negritas para que no pasen desapercibidos por el lector. Uno de ellos es me´al con el siguiente doble significado:

§ 297. maldiciones...

Gn. 1.14-16 maldiciones... Los hallazgos arqueológicos de Qumran muestran los más antiguos mss. existentes del texto hebreo (siglo II a.C.) con fragmentos (4Q Gen g, k y 4Q Genk) de los tres primeros capítulos de Génesis. En 1.14, 16, a diferencia del TM, que contiene el vocablo מארת (luminaria, lucero, lumbrera) estos fragmentos registran la palabra מארות (maldiciones). La preferencia por la lectura más difícil (§271), es obvia, no solo por la antigüedad de su respaldo sino a la luz de su contenido teológico (§164; §284; §296). Resulta curioso que las mismas letras del hebreo cuadrado usadas en el TM para Gn 1.14 מארת = luceros, son las mismas registradas en Pr. 3.33 con el significado de maldición: La maldición de YHVH gravita sobre la casa del impío, al paso que bendice la morada de los justos. Esta manipulación en el significado de מארת podemos explicarlo por el sistema de vocalización inventado por los Masoretas entre los siglos V…

§ 298. olor que apacigua... olor fragante...

Gn. 8.21; Ex. 29.18; Lv. 26.31 olor que apacigua... Ef. 5.2; Fil. 4.18 olor fragante... La práctica totalidad de diccionarios de la lengua hebrea concuerdan en que el vocablo nijoaj significa tranquilizador, aplacador, apaciguador, calmante. Pero, ¿qué apacigua este olor? Obviamente, la ira de Dios frente al pecado, el cual constantemente agredía su santidad hasta la venida del Cordero (Jn. 1.29). Al mismo tiempo, esta expresión (olor apaciguador) indica que los sacrificios son aceptos ante Dios (Gn. 4.3-7). En el caso particular de Gn. 8.21, es posible destacar la actitud de Dios después de aspirar el olor apaciguador, que resultó en no volver a maldecir la tierra ni cortar de ella a todo ser viviente. Ahora bien, la frase osmén euodía = olor fragante, utilizada por el apóstol Pablo en Ef. 5.2 y Fil. 4.18 debe entenderse como una metáfora, por cuanto el nexo es a un sacrificio aceptable (Fil 4.18). El uso de (un olor) fragante puede resultar extraño y aún…

§ 299. Bet-Léjem...

2R. 4.42 Bet-Léjem... El texto antioqueno en I-IV Reyes es ante todo Septuaginta, es decir, coincide con el resto de la tradición griega en un porcentaje elevado de texto. No es una nueva traducción. Pero se separó del resto de la tradición griega muy pronto, probablemente en el siglo I d. C. Por haber escapado a la revisión kaige, conserva un texto muy antiguo y un fondo de lecturas originales perdidas en el resto de la tradición. Esto se manifiesta de una manera especial en la transmisión de los nombres propios, mucho más cercanos al hebreo que en el resto de LXX y, ciertamente, no por influencia hexaplar. El texto antioqueno está enraizado en el hebreo, tanto por la más correcta transmisión de los nombres propios como por otros muchos indicios.

§ 301. creyó... guardó... de fe a fe... justicia...

Gn. 15.6 creyó... Gn. 26.5 guardó... Ro. 1.17 de fe a fe... Ro. 4.3 justicia... La afirmación de Dios dicha a Isaac, de que su padre, Abraham, había oído la voz de Adonai y guardado su precepto, sus mandamientos, estatutos y leyes (Gen. 26.5), lleva al lector a preguntarse: ¿cómo pudo cumplir Abraham todos los mandamientos? Faltaban todavía 400 años para que los mandamientos, preceptos, estatutos y leyes de Dios fueran escritas por Moisés.

§ 302. Enmiendas al Tetragrama.

El Tetragrama (YHVH) debía de ser deletreado por los escribas para no incurrir en error. En el TM, en algunas ocasiones era sustituido por cuatro puntos (....) situados debajo de la línea, en otros casos, por el vocablo Adonai o Elohim. La Masorah del TM presenta 134 enmiendas al Tetragrama. Una de ellas está registrada en el Salmo 110.5. En vez de registrar: YHVH está a tu diestra, registra Adonai está a tu diestra.

§ 303. Sebirin.

Son uno de los tipos de anotaciones marginales del TM. Entre 70 y 350 casos de estas notas se encuentran en los diversos manuscritos. Se asemejan a las anotaciones Qere (§308), pero las Sebirin no tienen fuerza vinculante. Varias palabras Qere han sido transmitidas en algunos manuscritos como Sebirin y viceversa. Una nota Sebirin refiere una sugerencia de lectura, donde la palabra propuesta está como nota marginal (a pie de página). Algunas de ellas tienen enmiendas en hebreo usando la siguiente terminología: ha sido sugerida erróneamente (¿?)

§ 304. las cosas ocultas...

Dt. 29.29 las cosas ocultas... Puncta Extraordinaria. En las ediciones impresas de la Biblia Hebrea, hay 15 palabras que destacan una forma de lectura anormal. Estas revisten una enorme importancia toda vez que representan el resultado crítico textual en el gran tema de los hábitos de los Soferim. Los quince Puntos Extraordinarios (Puncta Extraordinaria) refieren el procedimiento de señalar con puntos (encima o debajo) ciertas palabras del texto. El Comentario Rabínico enumera diez (10) casos en el Pentateuco (Gn. 16.5; 18.9; 19.33; 33.4; 37.12. Nm. 3.39; 9.10; 21.30; 29.15 y Dt. 29.29; cuatro (4) en los libros Proféticos (2S. 19.29; Is. 44.9; Ez. 41.20; 46.22); y uno (1) en los Salmos (27.13). Algunos de ellos no tienen efecto respecto a traducción o interpretación. Otros son más importantes, y donde ocurren, merecen ser analizados. Sin perjuicio de otras opiniones exegéticas (las cuales son bienvenidas) el ejemplo que nos ocupa en este caso (Dt. 29.29) sitúa las puncta…

§ 305. Inscriptiones y colofones.

La historia de la escritura tuvo en la antigüedad momentos críticos para la correcta y fiel transmisión textual. Estos coinciden con situaciones de tránsito:

§ 306. amado...

Lc. 9.35 amado... Aunque algunos importantes manuscritos antiguos (P45, P75, א , B) apoyan la lectura escogido, otros (C3, D, Ψ y una gran cantidad de leccionarios) registran la lectura amado. La evidencia interna es determinante. La profecía de Isaías (Is. 42.1) y la totalidad de menciones en el NP (Mt. 3.17; 12.18; Mr. 1.11; Lc. 3.22; 2P. 1.17) apoyan la lectura amado. La IV edición de la Biblia Textual se aparta del NTG28, prefiriendo amado como mejor lectura (§250).

§ 307. reflexivo...

Gn. 25.27 reflexivo... Jacob meditaba atenta y detenidamente sobre las cosas de arriba y no en las de la tierra, dando a entender que buscaba una patria mejor, la celestial (He. 11.13-16). Creyó a las promesas que Adonai había hecho a su abuelo Abraham (Gn. 12.1-3; 15.1, 5-6) y confirmado a su padre Isaac (Gn. 26.3-5, 24) y las quería para él (Gn. 32.26). Pero, no es del que quiere, ni del que corre, sino de Dios, que tiene misericordia (Ro. 9.16) porque aún cuando no habían nacido (Esaú y Jacob), ni habían hecho algo bueno o ruin, para que el propósito de Dios permaneciera conforme a la elección, no por obras, sino por el que llama, le fue dicho: El mayor servirá al menor (Gn. 25.23; Ro. 9.11-12) y así está escrito: A Jacob amé y a Esaú aborrecí (Mal. 1.2b-3a).

§ 308. Ketib-Qere.

Las anotaciones masoréticas son de carácter muy variado y se refieren generalmente a letras o palabras que podrían generar malentendidos. Entre los tipos de estas anotaciones figura el Ketib-Qere. Esta nota marginal tiene como propósito señalar lo que está escrito (Ketib) en el texto, en oposición a lo que debe leerse (Qere).

§ 309. oficiar como sacerdote...

Ro. 15.16 oficiar como sacerdote... El lenguaje de sacerdote y ofrenda proviene del ambiente del templo y es metafórico. No es que Pablo pretenda ser sacerdote en el sentido del VP, ni ofrece sacrificios en sentido literal. En el NP ha ocurrido una transformación escatológica del oficio del culto del VP en el que:

§ 310. fue dividida...

§ 310. Gn. 10.25 fue dividida... En el día tercero de la creación, Elohim hizo que las aguas fueran reunidas de debajo de los cielos en un solo cúmulo y fuera visto lo seco. A lo seco llamó tierra, (Gn. 1.9-10). Pero esta tierra no se distribuía en los cinco (5) continentes conocidos hoy día. En un principio formaban uno solo -llamado Pangea- en forma de “C” o de “U” y distribuido a través del Ecuador. Este supercontinente, que agrupó la mayor parte de las tierras emergidas del planeta después del diluvio, en tiempos de Peleg comenzó a dividirse. Este hecho ocurrió alrededor del año 1791 después de la creación del hombre -135 después del Diluvio-, luego de que Adonai Elohim confundiera las lenguas en Babel y dispersara a los hombres por toda la faz de la tierra (Gn. 11.9a) Por el movimiento de las placas tectónicas, el paleomagnetismo (disciplina que estudia el campo magnético de la tierra), ha venido a confirmar este hecho. Así es posible explicar el…

§ 311. Pasajes en discusión.

Jueces 1.1 al 3.11; 1R. 8.14-21; Ez. 36.23c-36. Los pasajes entre corchetes [ ] están en discusión. Actualmente los eruditos evalúan, en los testigos disponibles, la totalidad de los materiales de los pasajes en cuestión. Los estudios de crítica textual proponen hipótesis que luego tienen que ser constatadas por evidencias internas y externas. Así mismo, el vocabulario y estilo del texto es evaluado en su contexto adyacente, y todo esto a la luz de un contexto teológico integral. En la opinión de los editores de la Sociedad Bíblica Iberoamericana, el pasaje de Jueces 1.1 al 3.11 contiene información clave para la cronología bíblica que no debería ser descartada. No obstante, han querido hacer partícipes de esta información a los lectores de la Biblia Textual. Habrá que profundizar en las investigaciones y ver lo que deparan los estudios textuales de estos pasajes.

§ 312. vistamos...

1Co. 15.49 vistamos... La lectura escogida (subjuntivo exhortativo) está mejor respaldada por la evidencia externa (Papiro 46, א, A, C, D) que el futuro de indicativo que registra el NTG en su 28a edición. La imagen del celestial (Cristo) es posesión del creyente en esta vida (2Co. 3.18; Ro. 8.29; Col. 3.9-10).